Cómo prevenir el maltrato: la guía para padres, profesores o tutores

Fuente de imagen: Unsplash.com

Los casos de maltrato hacia menores de edad, diariamente se vuelven más comunes pues la violencia física y psicológica en el hogar se percibe a través de titulares de los medios de comunicación.

Niños, niñas y adolescentes crecen en la sociedad con el sentir de que la violencia de género o intrafamiliar es “algo normal”, entendiendo que son acciones con las que deben vivir por obligatoriedad y esto genera repercusiones futuras.

Si no lo has leído, antes de continuar leyendo este te recomendamos nuestro artículo "El maltrato infantil: una cadena de abusos". Ver aquí.

Todos los ciudadanos tenemos el deber de prevenir actos de maltrato, y para eso te facilitamos la siguiente guía de acciones que contrarresten malas conductas por parte de los mayores hacia los más jóvenes:


Para los padres

Los padres son los emisores de la primera educación de los menores de edad. Diariamente pueden hacer algo para apoyar positivamente a sus hijos. Cada acción tiene una consecuencia y por eso han de tomar conciencia para garantizar buenos resultados de sus hijos como entes sociales.

Los padres pueden caer en el abandono emocional sin darse cuenta, con el pensar de estar actuando adecuadamente con sus hijos.

A continuación, algunos tips para prevenir el maltrato y abandono emocional:

Planes de diversión familiar

Como padres o madres, todos llevan una carga en la manutención de las necesidades básicas del hogar y de los hijos propiamente. No osbtante, es importante que los hijos cuenten con un ejemplo de convivencia familiar. Desde la práctica de un deporte, hasta actividades recreativas que sean reflejo de valores y buenos hábitos que puedan practicar en otros ambientes fuera del hogar.

Interés de los padres por la vida de sus hijos

Los padres deben generar curiosidad por lo que hacen sus hijos sin invadir su espacio personal. Preguntar qué han aprendido en el colegio, o qué actividades han realizado en compañía de sus compañeros de clase o de vecindario. De esta manera propiciar un ambiente de confianza y descubrir intereses de los hijos, y que sirvan estas informaciones para recrear a sus pequeños en el futuro a través de actividades extracurriculares.

Involucramiento en actividades escolares

Los pequeños sienten emociones positivas cuando sus padres se involucran con sus actividades de vida educativa. La participación en ceremonias que celebren el aprendizaje a través de actos artísticos o alguna olimpiada genera un sentido de cercanía padre/madre e hijo/a.

Alejar problemas personales de los hijos

Los más jóvenes del hogar no deben crecer alejados de su realidad. No obstante, en la etapa de la infancia no deben ser partícipes de inconvenientes del hogar de cualquier índole. Así sean problemas de pareja de los padres, o situaciones de carácter económico, pues los niños absorben esta información sin entender su trasfondo y pueden replicar malas prácticas dentro o fuera del hogar.


Para los maestros o tutores

Los maestros o tutores son una pieza clave en el correcto desarrollo de los niños. Fuera del hogar, de estos adultos depende gran parte de la crianza, pues la conducta del joven en el hogar puede replicarse de lo que aprende en otros ambientes. Es imprescindible también mantener un ambiente de confianza con los padres del menor de edad que confía su seguridad física y emocional en las manos de otros adultos.

A continuación algunos tips:

Ofrece tu experiencia en programas de prevención del abuso y de crianza locales

En el caso de los maestros, en calidad de pedagogos, deben ser replicadores del impacto de una buena educación. Cuando estos detectan irregularidades en la conducta de un menor de edad, deben tomar nota de cómo enfrentan estas circunstancias y compartirla con otros expertos para entender distintas dinámicas de prevenir maltratos.

Es imprescindible que puedas educar a tus compañeros y compañeras de trabajo sobre el abuso y la negligencia y cómo detectarlo en los niños o familias. Asimismo, permitir ser educado de la experiencia de tus colegas.

Identifica formas creativas en las que los padres pueden participar en la educación de sus hijos

Seas educador o algún otro tipo de tutor, si hallas métodos de recreación de los menores de edad, es importante compartirla con los padres de estos, pues así evitan sorpresas en aprendizajes no inculcados en el hogar.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *